Mantenimiento elemental

Usaremos las herramientas que Windows incluye y nos permite mejorar el rendimiento, aumentar la estabilidad y solventar errores de un sistema "envejecido" por diferentes causas.

Liberar espacio

Liberar espacio

Vamos a eliminar archivos temporales, residuales, logs, etc. Es más importante, si cabe, en sistemas con una capacidad de almacenamiento limitada (tablets o convertibles de 16/32/64 GB, por ejemplo).

Los archivos se generan de forma automática según lo necesite el sistema operativo.


Paso 1: Búsqueda de archivos

Para iniciar la aplicación hacemos en clic en inicio y en el cuadro de búsqueda empezamos a escribir el nombre del programa. En los resultados aparecerá. Al abrir la aplicación buscará los archivos que puede eliminar. En ocasiones es bastante lento, dependiendo de los restos que tenga nuestro sistema, no desesperes y deja terminar la búsqueda.

Búsqueda de archivos

Paso 2: resultado inicial

En este punto podemos eliminar lo que ha encontrado marcando todos (normalmente no vamos a necesitar mantener ninguno). También podemos ir un poco más allá y pulsar "Limpiar archivos de sistema".

Los archivos que sean necesarios volverán a generarse de forma automática por lo que nuestro sistema no se verá afectado de forma negativa.

Resultado búsqueda inicial

Paso 3: Limpieza adicional

A la búsqueda inicial añadirá archivos como "Puntos de restauración". Eliminará todos los puntos excepto el más reciente (tomado la última vez que inició Windows de forma correcta después de algún cambio importante).

También actualizaciones y versiones antiguas de los drivers (controladores). Si llevamos un tiempo prudencial usando (un mes por ejemplo) el sistema sin detectar ningún problema podemos borrarlos.

Archivos adicionales

Información adicional:

En ocasiones surgen problemas al tener nuestro ordenador almacenada una versión diferente (normalmente anterior) de archivos de una determinada página web, java, actualización, etc. También se incrementa su tamaño de forma alamarmante (varios 20GB) al actualizar a una versión superior de Windows al guardar una copia de nuestra versión anterior por si queremos desinstalar.

Desfragmentar

Desfragmentar

Para iniciar la aplicación hacemos en clic en inicio y en el cuadro de búsqueda empezamos a escribir el nombre del programa. En los resultados aparecerá. El objetivo en este caso es reordenar los fragmentos que componen un archivo para que el disco reduzca al mínimo las búsquedas y, con ello, gane velocidad.

Paso 1: Analizar

Al inicar la aplición lo primero que tendremos que hacer será analizar el disco para saber en qué estado se encuentra y en función de ello desfragmentar o no.

Analizar el disco

Paso 2: Optimizar

Si el resultado es de una fragmentación es mayor al 7% procederemos a optimizar/desfragmentar la unidad. No deberemos excedernos, por debajo del 7% el rendimiento no se ve afectado de forma general y demasiadas desfragmentaciones pueden ser malas para el disco.

El proceso puede ser muy lento, dependiendo del espacio libre/ocupación del disco, la propia velocidad, la tasa de fragmentación de los archivos... etc

Optimizar

Nota

Con programas de terceros veremos cómo hacer una desfragmentación de un archivo (por ejemplo, una baja fragmentación pero que afecta a una carpeta o archivo), programar un cierre automático cuando termine de desfragmentar, o una mejor organización de la información que redundará en mayor velocidad general (colocar archivos más usados en las zonas más rápidas del disco).

Información adicional

La idea es sencilla: "alinear" las partes que componen un archivo así la cabeza del HDD las encuentre de forma "consecutiva", evitanado realizar búsquedas por el plato y aumentar con ello la tasa de transferencia, es decir, una mayor velocidad (de lectura en general y ambas cuando queda poco espacio en nuestro disco en particular).

Un disco SSD (y tecnologia similar) tarda lo mismo en buscar en cualquier posición de la memoria del disco. Al hacer desfragmentaciones no gana velocidad y reducimos su vida útil al realizar escrituras innecesariamente. Sin embargo si se pueden hacer diversas optimizaciones para mejorar su rendimiento que veremos en otro tutorial.

Comprobar errores

Comprobar errores

Si nuestro ordenador ha sufrido un corte de luz, un error grave del que no se ha podido recuperar o cualquier otro tipo de accidente que impida cerrar Windows de una forma adecuada puede producir errores en archivos que no se cerraron correctamente y produzcan errores al intentar leerlos. Comprobaremos si hay errores en esos caso, o como medida preventiva de una forma periódica o si nuestro sistema funciona de forma errática.

Abrir comprobar errores

Paso 1: Comprobar

En este caso accederemos a la aplicación haciendo click secundario sobre el disco duro a analizar (ver imagen). El mismo programa nos indicará si hay errores y si es necesaria la comprobación. Aún así, podemos forzar la comprobación. La reparación es automática (o podemos indicarlo si nos da la posibilidad de ello)

Examinar disco

Información adicional

Posteriormente veremos como usar herramientas más potentes que nos brinda Windows para comparar los archivos del sistema respecto a otros "sanos" (online o previamente descargado) y cómo reparar aquellos que esten dañados.

También dedicaremos un capítulo a Solución de problemas que comprobará diversas partes de forma automática y tratará de solucionarlo.

¿Quieres saber más?

Mantenimiento básico

Si tienes alguna duda respecto a este tutorial, pregunta por twitter a @beblueweb